Componentes de la Vida

Componentes de la Vida

 
Estás aquí: La Creación >> Componentes de la Vida

Componentes de la Vida -- Evidencia a favor de la Existencia de Dios
Los Componentes de la Vida son vistos a través de una variedad de herramientas científicas. Sin embargo, ¿qué es "Ciencia" hoy? Luis Pasteur dijo una vez: "Las religiones, las filosofías, el ateísmo, el materialismo, o su opuesto--ninguno de éstos son relevantes al asunto...incluso puedo añadir que, científicamente hablando, soy indiferente a todos ellos. La pregunta es puramente de hechos". En otras palabras, la ciencia debe ser "la búsqueda no influenciada de la verdad" sin pre-concepciones filosóficas. Esa definición fue siempre la antigua comprensión del término. Sin embargo, desde el llamado "Siglo de las Luces" que se extendió por toda Europa en los años 1700, y especialmente desde la propuesta de la Teoría de la Evolución de Darwin, en 1859, activistas intelectuales han estado tratando de añadirle a la definición el concepto calificativo de "dentro de explicaciones naturalistas." Lo que eso significa, de hecho, es la adición de una parcialidad en la búsqueda de la verdad.

El nombre filosófico de esta forma de ateísmo es "Materialismo," y no solamente afirma que Dios no existe, sino que no existe nada siquiera parecido a Dios en el universo. Curiosamente, se ha arraigado dentro de las ciencias biológicas, pero en una extensión mucho menor dentro de la Astronomía, la Filosofía, y la Física. Probablemente a muchos norteamericanos les sorprendería saber que sondeos de opinión muestran que el porcentaje de científicos con PhD que se identifican como cristianos y que asisten a la iglesia es aproximadamente el mismo que el porcentaje en la población en general. Desafortunadamente, la pequeña minoría que se identifica como ateos es mucho más ruidosa y más agresiva, así que ejercen una desproporcionada influencia en los medios de comunicación, los comités de estándares académicos y cosas por el estilo.

Afortunadamente para todos los que respetan la investigación imparcial, muchos filósofos expertos en la lógica por definición (siendo la lógica un subconjunto de la Filosofía) han objetado ruidosamente este esfuerzo, especialmente en los últimos 40 años, y han reconocido que el método científico está en juego. Parece que el elemento clave que catalizó esta mentalidad es la Teoría de la Evolución de Charles Darwin. En el transcurso de los años los biólogos se han infatuado tanto con ella que invirtieron mucho en profundizar y arraigar sus paradigmas basados en esa suposición, y no están dispuestos a considerar que grandes problemas se han desarrollado dentro de ella. Un orgullo en la Biología, y una renuencia a admitir estar equivocados, quizás sean un factor. Uno tiene que preguntarse si hay razones espirituales y carnales de que admitir la mera posibilidad de la existencia de lo metafísico sea tan intimidante para algunos. Ya que la evolución darwiniana parece ser el eje de este tipo de pensamiento, examinémosla de cerca.

Componentes de la Vida – Las Probabilidades de la Abiogénesis
El concepto del surgimiento de los Componentes de la Vida a partir de la no-vida por casualidad aleatoria es llamado "abiogénesis." Este concepto es la "historia de la creación" de la evolución darwiniana. Pero ¿cuáles son las probabilidades de que los componentes de la vida se junten por casualidad aleatoria de manera de proporcionar siquiera la posibilidad de la vida? Harold Marowitz, un físico ateo de la Universidad de Yale, creó modelos matemáticos imaginándose caldos de bacteria viva que fueron sobrecalentados hasta que todos los químicos complejos fueron reducidos a materia prima básica. Después de enfriar las mezclas, Morowitz1 utilizó cálculos físicos para concluir que las probabilidades de que una sola bacteria se re-ensamblara al azar son de 1 en 10100.000.000.000.

¡Cielos! ¿Cómo podemos comprender una estadística tan grande? Bueno, ¡es más probable que uno se gane la lotería cada semana por un millón de años comprando sólo un boleto semanal!

En respuesta a las probabilidades calculadas por Morowitz, Robert Shapiro, autor de Origins - A Skeptic's Guide to the Creation of Life on Earth, escribió:

    "La improbabilidad involucrada en generar siquiera una bacteria es tan grande, que reduce todas las consideraciones de tiempo y espacio a la nada. Dadas tales probabilidades, el tiempo hasta que los agujeros negros se evaporen y el espacio hasta el fin del universo no harían ninguna diferencia. Si tuviésemos que esperar, estaríamos verdaderamente esperando un milagro."2

Componentes de la Vida – Las Probabilidades del ADN
Sir Frederick Hoyle comparó la probabilidad de que los Componentes de la Vida surgieran al azar a alinear a 1050 (diez seguido de cincuenta ceros) personas ciegas, darle a cada una un Rubik Cube desordenado, y encontrar que todas lo resolvieron al mismo tiempo.

En referencia al origen de la vida, Francis Crick, ganador del Premio Nobel de Biología por su trabajo con la molécula de ADN, afirmó en 1982:

    “Un hombre honesto, armado con todo el conocimiento disponible para nosotros hoy, sólo podría decir que de algún modo, el origen de la vida parece ser en este momento casi un milagro, tantas son las condiciones que han debido satisfacerse para comenzarla.”
3 La evaluación de Crick de la improbabilidad de la generación espontánea de la vida en la tierra, lo llevó seguidamente a postular una teoría llamada "Panspermia Dirigida", la cual sostenía que extraterrestres "sembraron" la vida en la tierra. Como Philip Johnson observó: "Cuando un científico del calibre de Crick siente que tiene que invocar extraterrestres imperceptibles, es tiempo de considerar si el campo de la evolución pre-biológica ha llegado a un callejón sin salida."4

Desde el descubrimiento de la estructura del ADN en 1953, la Teoría Darwiniana de la Evolución ha enfrentado crecientes desafíos anualmente a medida que se ha descubierto cada vez más evidencia a favor de la complejidad de la célula. En 1996, el Dr. Michael Behe (profesor de bioquímica de la Universidad de Lehigh) publicó un libro titulado La Caja Negra de Darwin, el cual detallaba un argumento en contra la evolución darwiniana conocido como la "complejidad irreducible" de las estructuras y de los sistemas biológicos. En los 11 años desde la publicación del libro, ha sido atacado desde cada ángulo por científicos ateos, pero su tesis central sólo ha ganado fuerza, ya que el debate ha expuesto la debilidad de los contra-argumentos darwinianos, y los prejuicios filosóficos naturalistas (ateos) que se esconden detrás de ellos.

¿Alguna vez se ha preguntado si el mismo Charles Darwin todavía creería en la Evolución Darwiniana (o macro-evolución) si supiera toda la evidencia que se ha acumulado a favor y en contra de ella hasta este momento? Bien, existe una interesante cita en la que Darwin estableció su propio estándar mínimo para determinar si su teoría resistiría las pruebas del tiempo:
    "Si se pudiera demostrar la existencia de cualquier órgano complejo, el cual no pudo haber sido formado por numerosas y pequeñas modificaciones sucesivas, mi teoría se desbarataría completamente.5

Componentes de la Vida – Las Probabilidades de la Célula
En los tiempos de Darwin se asumía que los Componentes de la Vida representados por la célula orgánica eran muy simples. En la última mitad del siglo XX, sin embargo, ha surgido a la luz que dentro de cada célula viva existen máquinas moleculares infinitamente complejas, hechas de variadas partes de proteína. Los órganos, los cuales están hechos de estas células complejas, también han demostrado ser mucho más complejos de lo que se creía anteriormente.

Los planos para ensamblar las partes de proteína para células y órganos en el tiempo y orden correctos están codificados en nuestro ADN, el cual es semejante a un código binario de computadora, aunque es cuaternario (tiene 4 letras en lugar de 2). La densidad de la información codificada en el ADN abruma la imaginación. En media cucharadita de ADN existe suficiente espacio de almacenaje de información para almacenar todas las instrucciones de ensamblado de todas las criaturas que hayan existido, ¡y sobra espacio para incluir todos los libros que hayan sido escritos!

Además de la increíble capacidad de almacenaje de información en el ADN, existen máquinas y sistemas en biología que exceden infinitamente la capacidad creativa de la humanidad, en términos de su complejidad. Por ejemplo, el mecanismo de coagulación de la sangre requiere una secuencia de 20 proteínas diferentes (¡cada una de las cuales tiene una probabilidad promedio de 1 en 8,03 X 10 elevado a la 59 potencia de formarse por azar!) desencadenando reacciones entre sí, como dominós que caen en orden, hasta que se forma un andamio de malla de fibrina para el coágulo mismo. Si usted elimina cualquier proteína (sin importar el lugar en la secuencia de 20), este andamio no se forma, y no es posible ningún coágulo de sangre.

Sin la coagulación, cualquier criatura con un aparato circulatorio se desangraría hasta morir por una herida diminuta, parecido a lo que le ocurre a los hemofílicos. Ahora piense cómo esto se compara con el criterio de Darwin para su propia teoría. La macro-evolución requiere de una mutación para cada paso, cada una necesita conferir una ventaja para sobrevivir o para crear un vástago a ser retenido por selección natural. Incluso si concedemos la creación de proteínas al azar (lo cual es extremadamente improbable), en los pasos 1, 2, 3, 4, etc. siguiendo hasta y a través del paso 19, ¡no hay ninguna ventaja conferida para la producción de un coágulo de sangre hasta que el paso 20 es completado! Si usted reduce la complejidad eliminando tan solo un componente (sin importar el lugar en la secuencia donde esté ese componente), el sistema no funciona, y no hay ninguna razón para que sea retenido por la selección natural. Esto es la Complejidad Irreducible.

Componentes de la Vida – El Flagelo Bacteriano
Examinemos otro ejemplo de los Componentes de la Vida. El Flagelo Bacteriano es un propulsor de proteína similar a una cola conectado a un extremo de una bacteria, que propulsa al organismo a través de su medio ambiente mediante rápidas rotaciones (como un motor fuera borda en miniatura manejando un látigo en movimiento circular). Tiene componentes que son notablemente semejantes a un motor fuera borda creado por el hombre, tales como un rotor, una juntura universal, un estator, un palier, una hélice, bujes, y anillos O. Existen al menos 40 partes diferentes de proteína necesarias para el ensamblaje de un flagelo.

Muchas de las proteínas flagelares controlan el proceso de construcción, comenzando y deteniendo las fases de construcción con disparadores químicos justo en los momentos apropiados, y estableciendo la construcción en la secuencia apropiada. Es una maravilla de ingeniería. Si usted elimina el 1% de las partes, no tendrá un 99% de flagelo bacteriano funcional; se vuelve totalmente inoperante, y usted no obtiene nada sino un estorbo (probablemente fatal) para cualquier organismo conectado a él.

Considere el hecho de que se ha calculado conservadormente que las probabilidades de que esta increíble estructura se forme por azar son de 1 en 10 a la 1170.6 De acuerdo con los teóricos de probabilidades, cualquier cosa con una probabilidad inferior a 1 en 10 elevado a la 50 potencia es matemáticamente imposible, así que no importa cuánto tiempo le otorgue—simplemente no ocurrirá sólo por azar.

Ahora, ¿por qué insisten los científicos que creaciones como éstas podrían haber surgido por evolución? Para reiterar, parece que la ciencia biológica ha llegado a ser dominada por filósofos ateos. La ciencia es "una búsqueda de la verdad", pero la oligarquía en control de hoy en día está tratando de cambiar eso a "una búsqueda de la verdad por medios (ateos) naturalistas." Para ellos, la idea de Dios es inaceptable, así que la ciencia no puede considerar ni siquiera la posibilidad de que Dios creó este universo y todo lo que en él existe.

Eche una mirada a la siguiente cita del prominente darwinista, Richard Lewontin, y considere si su punto de vista es lógicamente sensato. Desafortunadamente, esta cita parece ser representativa de cómo piensan muchos darwinistas, y de cómo quieren que todos los demás piensen:

    "Nosotros tomamos el lado de la ciencia a pesar del patente absurdo de algunos de sus constructos, a pesar de su fracaso en cumplir muchas de sus extravagantes promesas de salud y vida, a pesar de la tolerancia de la comunidad científica hacia historias fabuladas no comprobadas, porque tenemos un compromiso previo, un compromiso con el materialismo. No se trata de que los métodos e instituciones de la ciencia de alguna manera nos obliguen a aceptar una explicación material del mundo paranormal, sino que, por el contrario, estamos forzados, por nuestra adherencia a priori con las causas materiales, a crear un aparato de investigación y un conjunto de conceptos que produzcan explicaciones materiales, sin importar cuán contra intuitivas, ni cuán difícil de entender sean para los no adeptos. Más aún, que el materialismo es un absoluto, porque no podemos permitir que un Pie Divino se cuele por la puerta."7
Uno se pregunta por qué se hace un esfuerzo tan coordinado para negar lo metafísico en el conjunto de opciones de la vida. Quizás la siguiente cita de otro prominente darwinista, Aldous Huxley, proporcione alguna idea:
    "Yo tenía motivos para no desear que el mundo tuviera significado; por consiguiente asumí que no tenía ninguno, y fui capaz, sin ninguna dificultad, de encontrar razones satisfactorias para esta suposición... Para mí, como sin duda para la mayor parte de mis contemporáneos, la filosofía de la falta de sentido era esencialmente un instrumento de liberación. La liberación que deseábamos era una liberación simultánea de un cierto sistema político y económico, y de un cierto sistema de moralidad. Objetamos la moral porque interfería con nuestra libertad sexual."8
Ahora, sólo por diversión, mire el siguiente pasaje bíblico, y piense cómo se relaciona con las citas de arriba:
    Porque las cosas invisibles de Él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa. Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido. Profesando ser sabios, se hicieron necios." (Romanos 1:20-22).
Quizás este es un buen lugar para meditar sobre una cita de Christian de Duve, ganador del Premio Nobel de química orgánica: "Si usted iguala la probabilidad del nacimiento de una célula de bacteria al ensamblaje al azar de sus átomos, la eternidad no sería suficiente para producir una… Enfrentados con la enorme cantidad de golpes de suerte detrás del éxito del juego evolutivo, uno puede preguntarse legítimamente hasta qué punto este éxito está escrito realmente en el tejido del universo."9

Componentes de la Vida – El Diseño de Dios
Cuando examinamos los Componentes de la Vida, Dios ciertamente ha dejado Su firma en la naturaleza, en su complejidad irreducible y fino ajuste. El darwinismo ha fracasado repetidas veces al ponerse a prueba como una explicación para la existencia de la vida. Cientos de brillantes científicos han reconocido esto y han firmado un documento llamado el "Disenso Científico del Darwinismo"10 para expresar su desacuerdo con el naturalismo filosófico que domina la ciencia a través del darwinismo. Simplemente necesitamos "tener ojos para ver, y oídos para oír", y parar de escuchar a filósofos ateos disfrazados de científicos, que tratan de insistir que lo sobrenatural o metafísico está prohibido en la ciencia. La "fe razonable" va en la misma dirección que señala la evidencia. Las enseñanzas de la Biblia, entendidas apropiadamente, se mezclan perfectamente con la ciencia.

¡Aprenda Más!

NOTAS
Cortesía de Steve J. William. Presentado con autorización del libro, The Skeptics’ Guide to Eternal Bliss (Segunda edición), Steve J. William, Lulu Press, 2009. Todos los derechos reservados en el original.

1 Eastman y Missler, The Creator Beyond Time and Space, 76-77.
2 Robert Shapiro, Origins -- A Skeptic's Guide to the Creation of Life on Earth, 1986, 128.
3 Francis Crick, Life Itself -- Its Origin and Nature, Futura, 1982.
4 Johnson, Philip, Darwin on Trial, p.111.
5 Darwin, Charles, Origen de las Especies, Capítulo 6, Sexta Edición, 1872.
6 Woodward, Thomas, Darwin Strikes Back, p.142.
7 Richard Lewontin, Billions and billions of demons, The New York Review, pág. 31, 9 de enero de 1997.
8 (REPORT, Junio 1966. “Confession of Professed Atheist,” A. Huxley)
9 Christian de Duve, premio Nobel y químico orgánico, “A Guided Tour of the Living Cell”.
10 http://www.dissentfromdarwin.org



¿Te gusta esta información? Puedes ayudarnos a compartirla con otros usando los botones que verás a continuación. ¿Qué es esto?





Síguenos:

English  
Social Media
Síguenos:

Compártenos:


Puntos de Vista Científicos

Código del ADN
Estructura del ADN
Creación de la Vida
Retículo Endoplasmático
Doble Hélice del ADN
Milagro de la Vida
Teoría de la Evolución
Ojo Humano
Estructura Celular
Contenido Adicional para Explorar...

Puntos de Vista Filosóficos
Afirmaciones de la Verdad
Teísmo
Fundadores de las Religiones del Mundo
Religiones del Mundo
Descubrir la Verdad
Temas Populares
Desafíos de Vida
Restauración
 
 
 
Búsqueda
 
Add Componentes de la Vida to My Google!
Add Componentes de la Vida to My Yahoo!
XML Feed: Componentes de la Vida


La Creación Inicio | Acerca de Nosotros | FAQ | Mapa del Sitio
Derechos de Autor © 2002 - 2014 AllAboutCreation.org, Todos los Derechos Reservados.