El Creacionismo y los Fósiles

El Creacionismo y los Fósiles

Estás aquí: La Creación >> Creacionismo - ¡Aprenda Más! >> El Creacionismo y los Fósiles

El Creacionismo y los Fósiles - Dios y el Hombre

Aquellos que desean identificar al mundo que acabamos de describir como una creación "buena en gran manera," deben estar dispuestos a incorporar algunos cambios drásticos en su interpretación de la Palabra de Dios. Deben reconstruir su visión acerca del pasado, así como su visión sobre el paraíso, la noción de lo que es bueno, y también sus ideas acerca del presente, del futuro, y del carácter y naturaleza de Dios Mismo.

Debido a que tal visión también cambia nuestra visión acerca del presente; ¿es la naturaleza, nuestra tierra actual, una creación bajo una maldición, "sometida a frustraciones"? o ¿es esta la "muy buena creación" que fue originalmente planeada y creada por Dios? Esa es una gran diferencia. Cuando ocurren grandes desastres naturales, muchos se preguntan: ¿Cómo permitió Dios que esto sucediera? ¿Es la respuesta: "Bueno, eso forma parte de Su buena creación; esto revela la grandeza y bondad de Dios," o ¿es el resultado de la caída del hombre en el pecado? Cuando especies de animales se extinguen, ¿reaccionamos diciendo que esto ya sucedió durante la creación de este mundo? ¿O nos conmovemos por la pérdida de otra parte más de la hermosa creación de Dios?

Por supuesto, nuestra comprensión de Dios Mismo cambiará también. ¿Cómo podemos conocer a Dios? ¿Qué es "bueno en gran manera" para Él? De hecho, el concepto de largas eras de creación lo convierten en la causa del mal en la naturaleza y en el reino animal, mientras que Él Mismo dice que se conmueve incluso por la suerte de los animales: '¿Y no tendré yo piedad de Nínive, aquella gran ciudad donde hay más de ciento veinte mil personas...y muchos animales?' (Jonás 4:11). Note que éstos son los animales que habrían muerto al juzgar a la ciudad.

¿Y cómo será nuestro futuro? Cuando Dios restaure al mundo y establezca el nuevo cielo y la nueva tierra, ¿cuán "bueno" será? Estos son asuntos teológicos importantes.

El Creacionismo y los Fósiles - La Edad de la Humanidad.
Pero hay otro problema. Según la geología estándar, los primeros humanos surgieron hace alrededor de 500.000 años. Aquellos que adoptan los métodos de fechado geológico convencionales no sólo deben alargar los días de la creación, sino también la edad de la humanidad misma. Al sumar los años de las genealogías en Génesis 5 y Génesis 11, encontramos que la creación del mundo ocurrió hace alrededor de 6.000 años. Por supuesto, uno puede dejar abierta la posibilidad de que sólo los patriarcas más importantes son mencionados en Génesis y de que otros vivieron entre ellos. Pero aún en ese caso, la tierra no podría tener más de unos 10.000 a 15.000 años. ¿Cómo debemos leer estas genealogías para obtener medio millón de años? ¡Tienen que ser alargadas a niveles increíbles!

El Creacionismo y los Fósiles - El Diluvio Universal.
El siguiente problema del concepto de largas eras de creación está relacionado con el diluvio universal. Según la ciencia convencional, en las capas superiores de la tierra no existen huellas de un diluvio universal después de la aparición del hombre. Pero esta es una extraña conclusión por dos razones. Primero, resulta extraño imaginarse el diluvio como una corriente tranquila, sin ninguna consecuencia geológica. Esto contradice completamente lo que la Biblia nos dice acerca de la inundación; las cataratas de los cielos fueron abiertas y fueron rotas las fuentes del gran abismo, los montes fueron cubiertos por el agua. ¡Una fuerza increíble de la furia de la naturaleza! ¿Significa esto entonces que el diluvio fue sólo una inundación local? En ese caso no hubiera tenido sentido salvar a los animales que fueron llevados dentro del arca. Y si la humanidad ya hubiera estado existiendo, al menos por 200.000 años, podemos asumir que para este tiempo había gente por toda la tierra. Esto significa que una inundación local ciertamente no habría destruido a toda la gente pecadora en la tierra, como era la intención de Dios (Génesis 6:13; 7:21,23). Además, la promesa de Dios de jamás inundar la tierra de nuevo se habría roto muchas veces desde el diluvio de Noé. Hemos presenciado muchas desastrosas inundaciones regionales desde este diluvio universal. Entonces, si uno ve los días de la creación como períodos de creación, en los que se formaron las capas que contienen los fósiles, es necesario minimizar la narrativa Bíblica del diluvio de Noé. Esto contradice Segunda de Pedro 3:5-7, en el que Pedro compara la destrucción en el día del juicio con el diluvio universal. Resulta obvio que Pedro está hablando de todo el planeta cuando dice “...por lo cual el mundo de entonces pereció anegado en agua."

En segundo lugar, resulta extraño conectar a las capas que contienen los fósiles con las largas eras de creación, en lugar de hacerlo con el diluvio universal, ya que la característica más sorprendente de las formaciones más inferiores de estas capas, es que muestran exactamente las características que uno esperaría después de una catástrofe de inundación mundial. Los continentes están cubiertos con gruesas capas de arena, piedra caliza, y arcilla. Estas capas fueron depositadas desde los profundos mares sobre las masas de tierra en gigantescas avalanchas de barro. Así que son exactamente estas capas más inferiores las que demuestran las características de una total y destructiva inundación mundial, como la descrita por la Biblia durante los días de Noé.

El Creacionismo y los Fósiles - La Historicidad de la Caída del Hombre en el Pecado.
Hasta ahora sólo hemos discutido los problemas relacionados con la supuesta edad de las capas de la tierra. Pero, los científicos cristianos que asumen largos períodos de creación generalmente también aceptan la teoría de la evolución.1 Muy a menudo creen en la evolución "teísta," es decir, una evolución guiada por Dios. Pero Darwin ya ha mostrado que la competencia mortal, las extinciones, y un sufrimiento indescriptible, son partes esenciales de la macro-evolución. El problema más grande, por supuesto, tiene que ver con la creación, o evolución, del hombre. ¿Evolucionaron los humanos de antepasados simiescos, con sus instintos animales, a través de cambios graduales? Eso significaría que la primera pareja humana, Adán y Eva, no fueron creados a la imagen de Dios, sino que fueron grupos humanos intermedios.2 Y eso significaría que nosotros tampoco fuimos creados sin pecado, según Su imagen. Y por esto, se le atribuye a Dios Mismo la causa, no sólo de la muerte y del sufrimiento, como mencionamos anteriormente, sino también del mal y del pecado. En ese caso, Dios creó al hombre "muy mal," ¡y al hombre no le quedó otra alternativa sino pecar! ¿No crea eso a un Dios indigno de nuestra adoración? Utilizando el concepto de la evolución teísta, las extraordinarias consecuencias de Génesis 3:14–-20 son anuladas. Las reflexiones de Pablo acerca del estado pecaminoso de la naturaleza como resultado de la caída del hombre en el pecado en Romanos 8:20-22 pierden sentido, como también su comparación entre el primer Adán y el segundo Adán en Romanos 5:12-–19. De esta manera, la evolución teísta hace que toda la estructura de la teología cristiana cambie, y que eventualmente se desplome como un castillo de naipes.

El Creacionismo y los Fósiles - El Día de la Creación.
Ahora que hemos discutido todas estas áreas problemáticas, ¿es posible decir algo acerca de la duración de los días de creación? Mi opinión es que éstos deben ser considerados como días "comunes y corrientes."

El "día" es descrito con exactitud en Génesis 1. Es representado por una sucesión de luz, el día, y de oscuridad, la noche3, y una tarde y una mañana en medio. Este es el "día común y corriente" que todos conocemos por experiencia. Esto es enfatizado mediante el uso de números cardinales, los cuales no tendrían sentido al describir períodos de duración indeterminada. También, períodos o eras pueden describirse utilizando diferentes palabras hebreas, como el plural de "días" ("en esos días") o "olam" o "qedem." Pero una era geológica difícilmente puede describirse con siglos de luz, seguidos por siglos de oscuridad. ¡Las plantas y los animales no hubieran podido sobrevivir una era así! Entonces, ¿fue este día "común y corriente" igual a un "día de 24 horas"? Esta pregunta no es significativa, ya que depende de la definición de una hora.4 Lo importante es que sin importar la definición del tiempo, las eras afirmadas por la ciencia convencional son imposibles.

Así que no existe ninguna indicación en el texto para asumir largos períodos de tiempo. Al contrario; esto choca con la clara intención de Génesis 1. Dios nos quiere mostrar que Él fue creador de este mundo, la realidad que conocemos. ¿Ves los cielos arriba? ¿La tierra que pisas?, ¿los animales a tu alrededor?, ¿las plantas y los árboles verdes? Todo eso lo creé yo, al igual que la luz que ves a tu alrededor, el día, y la oscuridad que le sigue, la noche.

La narrativa de la creación nos dice que no había ningún sol durante los primeros tres días. ¿Es posible aún que esta porción del texto se refiera a días "comunes y corrientes"? Sí, lo es, porque el sol no es mencionado como un requisito para el "día;" la luz y la oscuridad son el requisito. Las mismas palabras son utilizadas para la noche y el día. Así que podemos seguir la regla exegética que las cosas que son conocidas y están claras explicarán las cosas que no están claras. Por lo tanto, mi opinión es que tenemos claras razones exegéticas para interpretar los días de la creación como días "comunes y corrientes."

El Creacionismo y los Fósiles - Conclusión.
Mi conclusión es la siguiente: El concepto de largos períodos de creación, en los que se desarrolló la historia geológica, ocasiona enormes problemas exegéticos y teológicos. Hay más en juego que solo la duración de los días de creación. No podemos satisfacernos con una actitud que sólo inquiere "en fin, seis días o seis milenios, ¿qué importa?" ¿Por qué no? Porque el problema tiene que ver con nuestra comprensión de lo que Dios llama "bueno en gran manera," y con eso, nuestra comprensión de una creación "buena en gran manera," de lo que consideramos normal en el presente, y de lo que podemos esperar en el futuro. Tiene que ver con la historicidad del paraíso, la caída del hombre en el pecado y sus consecuencias. Por lo tanto, debemos rechazar el concepto de largas eras de creación basados estrictamente en fundamentos bíblicos.

Esta conclusión tiene dos consecuencias. La primera consecuencia es que las capas de la tierra que contienen los fósiles no fueron creadas durante los días de la creación. Esto elimina la necesidad de interpretar los días de la creación de Génesis 1 como largos periodos de tiempo. Podemos leer el texto tal cual es; los días de la creación son días de (aproximadamente) 24 horas. La segunda consecuencia es que el desarrollo de la tierra, como lo revelan las capas que contienen fósiles, debe haber tenido lugar después de la caída del hombre en pecado.

Estas consecuencias generan preguntas relacionadas con la ciencia y la escala de tiempo geológico. Esto se discutirá en un tercer artículo acerca del Creacionismo y la Ciencia. Pero primero, quisiera discutir más detalladamente el concepto de una tierra joven. ¿Qué significa una creación "buena en gran manera."? ¿No es demasiado ingenuo creer que no había animales de rapiña, muerte, ni sufrimiento antes de que el hombre pecara?

¡Aprenda Más acerca del Creacionismo y la Caída del Hombre en el Pecado!

Notas de pie de página:
1 Otro punto de vista es el del creacionismo progresivo, es decir, el orden de los fósiles en las capas de la tierra representa mundos creados, los cuales fueron creados por Dios en una sucesión subsiguiente y hechos a desaparecer después de largos intervalos de tiempo.
2 Algunas personas aún desean considerar a un Adán y una Eva literales. Dicen que Dios seleccionó a Adán y a Eva de entre un grupo grande de personas que había estado habitando la tierra durante miles de años, para ponerlos aparte en el Edén. Luego los creó a Su imagen.
3 Algunos formulan esto cuidadosamente y hablan de los "días de la obra de Dios" (entre otros el Profesor H. Bavinck). J.D. Van Loon reflexiona sobre la pregunta de si la definición del "día" de Dios está sujeta a la percepción humana del tiempo (De Reformatie Vol. 84 nro. 47, del 10 de septiembre del 2009). Otros contienden que la obra creadora de Dios sobrepasa nuestro entendimiento, así que no podemos hacer ninguna declaración acerca de la creación. Por supuesto, esto es cierto en cuanto a la actividad creadora de Dios, pero no para los resultados de la misma. La Biblia no habla de plantas ni de estrellas que no podemos comprender, ni de un día que no podemos comprender.
4 ¿Se corresponde la división del día en 24 unidades con la rotación de la tierra? ¿Ha sido siempre igual la velocidad de rotación de la tierra? ¿Es esta una constante absoluta, determinada por el reloj atómico? ¿Funcionaría un reloj atómico siempre a la misma velocidad?

Este artículo también está disponible en inglés.

Creacionismo - ¡Aprenda Más!


¿Te gusta esta información? Puedes ayudarnos a compartirla con otros usando los botones que verás a continuación.


Compártenos:    Síguenos:  |  ¿Qué es esto?




La Creación Inicio | Acerca de Nosotros | FAQ | Mapa del Sitio
Derechos de Autor © 2002 - 2014 AllAboutCreation.org, Todos los Derechos Reservados.