Etapas de la Evolución del Hombre

Etapas de la Evolución del Hombre

Estás aquí: La Creación >> ¡Aprenda Más Acerca de la Evolución Humana! >> Etapas de la Evolución del Hombre

¿Cuáles son las etapas de la evolución del hombre?

Cualquier documentación que identifique las etapas de la "evolución del hombre" tiene que asumir que el hombre evolucionó, en lugar de haber sido creado. Nosotros creemos que la evidencia no apoya a la evolución del mono al hombre, ni a cualquier otro tipo de macro-evolución.

La explosión cámbrica y la ausencia completa de fósiles de transición atestiguan en contra de la evolución. El registro fósil muestra que todas las formas de vida aparecen completamente formadas y sin experimentar cambios durante su existencia en la tierra, exceptuando las extinciones. Esta información, y el hallazgo reciente de que el ADN humano pierde su vitalidad al desarrollar desórdenes genéticos, apoyan la involución, lo contrario a la evolución.

La historia debajo representa cómo los evolucionistas describen las etapas de la "evolución del hombre." La cronología de las etapas de la evolución del hombre desde el antepasado del hombre y del mono actual al hombre actual se desconoce, pero le daré una cronología abreviada de lo que se ha descubierto por restos de fósiles a través de los años.

    Primero que nada, la palabra hominidae se utiliza para describir a todos los miembros de la especie completa de la familia humana que han vivido desde el último antepasado común del hombre y del mono. Un homínido es una especie individual dentro de esa familia, y el campo de la ciencia que estudia el registro fósil humano se conoce como paleoantropología. Está constituida por dos disciplinas, la paleontología, la cual es el estudio de antiguas formas de vida, y la antropología, la cual es el estudio de los seres humanos. Cada nombre homínido consta de un nombre de género, el cual se escribe siempre con mayúscula, (Australopiteco, Homo), y un nombre de especie, el cual que se escribe siempre en minúsculas (africanus, erectus).

    Para comenzar nuestro estudio de las etapas de la evolución del hombre, el primer homínido fósil, el Ardipithecus ramidus, es un descubrimiento reciente que data desde hace 4,4 millones de años. Medía 1,2 metros de altura y era bípedo (tenía dos pies). Se piensa que esta especie habitaba en los bosques. El Australopithecus anamensis, una nueva especie, fue bautizada en 1995, y fue encontrada en Kenia. Esta especie vivió hace aproximadamente entre 4,2 y 3,9 millones de años, y su cuerpo mostraba avanzadas características bípedas, pero el cráneo se parecía mucho al de los monos antiguos.

    El Australopithecus afarensis vivió hace aproximadamente entre 3,9 y 3,0 millones de años. Retuvo la cara simiesca con una frente hundida, una pronunciación sobre los ojos, nariz plana, una mandíbula inferior sin mentón, y una altura de 1 a 1,5 metros. Era definitivamente bípedo, y el espesor de los huesos mostraba que era bastante fuerte. Su constitución era semejante a la de un humano, pero la cabeza y la cara eran proporcionalmente mucho más grandes.

    El Australopithecus africanus era similar al afarensis, pero vivió hace aproximadamente entre tres y dos millones de años. También era bípedo y el tamaño de su cuerpo era ligeramente más grande. El cerebro no estaba desarrollado para el habla. El homínido era herbívoro y comía plantas duras, difíciles de masticar. La forma de la mandíbula era semejante a la de los humanos.

    El Australopithecus robustus vivió hace aproximadamente entre 2 y 1,5 millones de años. Su cuerpo era semejante al del africanus, pero tenía un cráneo y unos dientes más grandes y macizos. La enorme cara era plana y no tenía frente. No parecía tener la capacidad para hablar.

    El Australopithecus boisei vivió hace aproximadamente entre 2,1 y 1,1 millones de años. Era más pequeño que el robustus, pero con una cara más grande. Tenía muelas inmensas, la más grande medía 2,3 centímetros de ancho. Algunos expertos creen que el robustus y el boisei pertenecen a la misma especie.

    Luego sigue el Homo habilis, también llamado El Hombre Habilidoso, porque fueron encontradas herramientas junto con los restos de su fósil. Vivió hace aproximadamente entre 2,4 y 1,5 millones de años. La forma del cerebro muestra evidencia de que se había desarrollado cierta habilidad para hablar. Medía 1,5 metros de altura y pesaba aproximadamente 45 kilos.

    El Homo erectus vivió hace aproximadamente entre 1,8 millones y 300.000 años. Hacia su fin, el cerebro era como del tamaño del de un hombre moderno, y definitivamente podía hablar.

    El erectus desarrolló herramientas, armas, el fuego, y aprendió a cocinar su propio alimento. Viajó fuera del África a la China y al sudeste de Asia, desarrollando vestimenta para climas del norte. Se dedicó a la caza para alimentarse, y sólo su cabeza y cara se diferencian del hombre moderno. El Homo sapiens (arcaico) vivió durante el período entre 200.000 a 500.000 años atrás. Tenía la capacidad para hablar; su cráneo era redondeado con rasgos más pequeños. El esqueleto muestra una constitución más fuerte que la del hombre moderno, pero bien proporcionado.

    El Homo sapiens neandertalensis vivió en Europa y el Medio Oriente hace aproximadamente entre 150.000 y 35.000 años. El tamaño del cerebro promedió era más grande que el del hombre moderno, pero la forma de la cabeza era diferente, más larga y más baja. La nariz era grande y muy diferente en cuanto a estructura a la del hombre moderno. Era un hombre macizo, de aproximadamente 1,7 metros de altura, con un pesado esqueleto que mostraba inserciones para músculos grandes. Era mucho más fuerte que el hombre moderno, y su mandíbula era grande, con una frente alta como la del erectus.

    Homo sapiens apareció por primera vez hará 120.000 años, y es nuestra propia especie.
Aunque esto suena como una historia bastante convincente, carece mucho de pruebas y tiene mucho de suposiciones evolutivas. Lo que no se incluye en la historia antes mencionada, es una larga lista de fraudes, engaños y extrapolaciones de unos cuantos pequeños fragmentos de hueso a descripciones completas de seres semi-humanos o humanos.

El Dr. Joseph Mastropaolo sacó la siguiente conclusión: "Los únicos estudios científicamente objetivos, válidos, confiables y calibrados, que cualquier biólogo puede verificar, demuestran que todos los llamados hombres monos son fraudes o falsificaciones. Hasta la fecha, ninguna evidencia de lo contrario ha revocado estos estudios científicamente objetivos, válidos, confiables y calibrados. Por lo tanto, la alternativa del hombre mono contra la de Adán y Eva está basada en la anti-biología de fraudes y falsificaciones, mientras que la histórica de Adán y Eva está basada en buena biología."

Este artículo también está disponible en inglés.

¡Aprenda Más Acerca de la Evolución Humana!


¿Te gusta esta información? Puedes ayudarnos a compartirla con otros usando los botones que verás a continuación.


Compártenos:    Síguenos:  |  ¿Qué es esto?




La Creación Inicio | Acerca de Nosotros | FAQ | Mapa del Sitio
Derechos de Autor © 2002 - 2014 AllAboutCreation.org, Todos los Derechos Reservados.