Evidencia Fósil a favor de la Evolución

Evidencia Fósil a favor de la Evolución

Estás aquí: La Creación >> Evidencia a favor de la Evolución - ¡Aprenda Más! >> Evidencia Fósil a favor de la Evolución

¿Cuál es la evidencia fósil a favor de la evolución? ¿Es válida?

¿Cuál es la evidencia fósil a favor de la evolución? y ¿es válida? Existen dos líneas de evidencia fósil a favor de la evolución. La primera línea de evidencia está relacionada con el orden en que han sido encontrados los fósiles enterrados. Los fósiles generalmente se encuentran enterrados en un orden secuencial. El primer pez fosilizado aparece enterrado debajo de los primeros anfibios fosilizados, los cuales aparecen debajo de los primeros reptiles fosilizados, los que aparecen debajo de los primeros pájaros y mamíferos fosilizados. Esto concuerda con el modelo darwiniano de los orígenes, el cual dice que los pájaros y los mamíferos evolucionaron de los reptiles, los cuales evolucionaron de los anfibios, los cuales evolucionaron de los peces. El orden a recordar es: Del Pez al Anfibio al Reptil al Mamífero (y pájaro).

Sin embargo, no todo acerca del orden en que se han encontrado los fósiles apoya la teoría de Darwin. Cerca de la parte inferior del registro fósil encontramos la explosión Cámbrica, la repentina aparición de por lo menos dos tercios de todos los filos animales conocidos (28 de 42), todos dentro de un período de tiempo geológico muy breve. Existe cierto debate acerca de cuántos de los 14 restantes filos aparecieron también durante el Cámbrico (algunos científicos dicen que llegan a 13 de los 14 restantes). A pesar de todo, está claro que muchas de las principales innovaciones en la estructura básica de las formas animales conocidas ocurrieron durante este brevísimo y enigmático período. Esto no apoya la teoría de innovación gradual de Darwin.

La interpretación de Darwin del registro fósil es con mucho la perspectiva más conocida. Sin embargo, existen alternativas. Por ejemplo, mientras que los darwinistas enfatizan el orden en que los fósiles aparecen enterrados, los catastrofistas tradicionales enfatizan donde son encontrados. La inmensa mayoría de los fósiles son encontrados enterrados en capas rocosas sedimentarias. Se conoce que los sedimentos son clasificados y estratificados naturalmente mediante clasificación hidrológica y licuefacción. Los catastrofistas tradicionales creen que estos mecanismos de clasificación natural son en gran parte responsables del ordenamiento secuencial de los fósiles, contrariamente a la visión darwiniana, la cual niega la clasificación de fósiles a gran escala.

Evidencia Fósil a favor de la Evolución – Fósiles Transicionales
La segunda línea de evidencia fósil a favor de la evolución tiene que ver con los fósiles transicionales. Los fósiles transicionales son fósiles que se piensa documentan el cambio evolutivo, o transición de una especie a otra. Se piensa que el orohippus, el mesohippus, el miohippus, el merychippus, y el pleshippus son todos fósiles transicionales, que documentan la evolución del hyracotherium al caballo moderno.

El hyracotherium era una pequeña criatura del tamaño de un zorro y de cuatro dedos, semejante a los hiracoideos (damanes) de hoy. El orohippus tenía cuatro dedos en sus dos patas delanteras y tres en las traseras, como si estuviera en transición de una criatura de cuatro dedos a una de tres dedos. El apreciablemente más grande mesohippus tenía tres dedos en todas las patas. El mesohippus fue seguido por el ligeramente más grande miohippus, el cual fue seguido por el merychippus. Dos de los tres dedos del merychippus eran más pequeños que los del mesohippus y del miohippus, como si estuviera en transición a un solo dedo. El merychippus fue seguido por el ligeramente más grande pleshippus de un solo dedo, el que por último fue sucedido por el equus (el caballo de hoy). El equus tiene dos huesos divididos que parecen ser todo lo que queda de los dos dedos más pequeños del merychippus. Y de esta manera vemos una progresión completa de una criatura más pequeña de cuatro dedos a una criatura más grande de un solo dedo con una leve progresión estructural, incluyendo el alargamiento de las caras y un cambio en las formas de los dientes.

Esta segunda línea de evidencia fósil a favor de la evolución no es menos polémica que la primera. Por ejemplo, considere la ostensiva evolución del caballo como se describe arriba, indudablemente la única secuencia más popular y ampliamente conocida de fósiles de transición. Los críticos señalan que los fósiles utilizados para crear la secuencia de hyracotherium a caballo se encuentran en lados opuestos del planeta, separados por océanos. Esta discontinuidad geográfica es un obstáculo para los partidarios de la secuencia. Los fósiles que realmente aparecen en el mismo lado del océano también ocasionan algunas dificultades. Una especie de caballos de tres dedos fue encontrada junto a una especie de caballos de un solo dedo en la misma formación rocosa en Nebraska, indicando que vivieron conjuntamente. En cuanto al aumento progresivo de tamaño de los fósiles, esto es una cuestión polémica. Los caballos modernos varían mucho en tamaño, desde pequeñas miniaturas del tamaño de un perro hasta enormes Belgas, Clydesdales, y Percherones.

Así que el debate sigue ardiendo. Los darwinistas interpretan los datos geológicos y biológicos de una manera consecuente con su teoría. Los críticos disputan estas interpretaciones, citando incongruencias.

Este artículo también está disponible en inglés.

Evidencia a favor de la Evolución - ¡Aprenda Más!


¿Te gusta esta información? Puedes ayudarnos a compartirla con otros usando los botones que verás a continuación.


Compártenos:    Síguenos:  |  ¿Qué es esto?




La Creación Inicio | Acerca de Nosotros | FAQ | Mapa del Sitio
Derechos de Autor © 2002 - 2014 AllAboutCreation.org, Todos los Derechos Reservados.